Un destino, buena compañía y comodidad!

Existen viajes qué pueden significar tanto que nunca los olvidarás. Rodearte de aquellas personas que más te llenan y unir la compañía con un viaje es todo un cóctel de emociones.

Teniendo en cuenta que llega en breve el día de la madre, qué mejor detalle que pasar unos cuantos días en compañía suya. La ajetreada vida, en ocasiones, no nos permite disfrutar con más calma de nuestra fiel consejera y amiga al 100%, y qué mejor regalo que unas “mini” vacaciones o una pequeña escapada. AVA COSTA propone sumergirte en el planteamiento siguiente que sirve de inspiración para planear una escapada de mujeres y disfrutar al máximo.

¿DÓNDE? Londres o cualquier lugar de Inglaterra

¿QUIÉNES? Mi madre y yo

¿MALETA? Ropa y calzado cómodos, combinables  y ligeros

¿OBJETIVO? Disfrutar de los momentos

¿AL FINAL DEL TRAYECTO? Un bonito detalle a mamá.

Cuando todo está organizado y sólo queda el temido momento de preparar la maleta, puede ser un momento qué nos chafe el viaje, pero para que eso no ocurra a continuación un buen consejo:

Elegir conjuntos combinables entre sí y sobre todo calzado cómodo

En este último apartado no existe mejor opción que plantar unas bailarinas en la maleta. Nos ayudarán adaptarnos a cualquier tipo de plan que vaya surgiendo en el viaje. Desde eternas caminadas recorriendo calles o visitando museos hasta la más bonita de las noches de cena, gala y eventos diurnos.

En el viaje a Londres o por otros lugares de Inglaterra podríamos plantarnos con cualquiera de nuestras bailarinas (desde el tono nude hasta el leopardo) en función de los conjuntos optados.

Para esta ocasión nos encanta nuestro modelo "My Sweet London", una combinación de rosa y gris ideal que fué inspirada en el musical My Fair Lady. Bailarina puntera de ante gris con cordón rosa. Vistas desde arriba junto a una rosa.Después de calzarnos estas bailarinas nos adentrarnos en diferentes ambientes, hasta planes tales como:

Paseos por Bath, ciudad pintoresca y con mucha historia, el muelle de Brighton, Liverpool y sus ambientes, Birmingham y su ambiente nocturno, visita a  los museos de York, los edificios de Bath (muy cerca de Bristol), Londres y sus calles pintorescas, Chester y sus casas victorianas, Liverpool y sus festivales de música, Newcastle, Cambridge, Manchester y los paseos por el mercado de Altrincham, la visita a la catedral Gótica de York, Oxford, o Nottingham.

 Y como detalle y regalo final al cierre de nuestra aventura, las mismas bailarinas con las que hemos trazado el viaje. No hay mejor recuerdo que relacionar buenos momentos con un calzado para toda la vida.

¿Por cuál empezaríais?

¿Con qué bailarina?

¿Qué ofrecerías como guinda del pastel?

 

¡BUEN VIAJE Y DISFRUTA DEL MOMENTO

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados